Aire o nitrógeno ¿Qué es mejor para tus llantas?

Utilizar nitrógeno para inflar las llantas puede ayudar a que duren por más kilómetros
POR: Pablo Monroy el Lun, 19 de Junio de 2017, 11:13 am
Pablo Monroy

Pablo Monroy |

Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, fotógrafo automotríz y entusiasta de las cuatro ruedas.@autosmovimiento

Seguramente ha escuchado que el inflado de las llantas del coche se puede hacer con nitrógeno, un gas cuya principal característica es que al no tener humedad no se expande ni se contrae con el cambio de temperatura dentro del neumático.

 

Con esto no queremos sugerir que el aire común sea malo o no sirva, pues se sigue y seguirá utilizando siempre para inflar neumáticos, pero el nitrógeno tiene otras cualidades.

 

Para conocerlas acudimos con Ricardo Camino, gerente de Autocamino, distribuidor autorizado Pirelli ubicado en 31 poniente número 2716, Benito Juárez, Puebla (tel. 01 222 240 1300).

 

 

¿Cómo funciona?

 

“Utilizar nitrógeno para llenar las llantas es mejor. Lo que sucede es que el aire común, el que respiramos y que se almacena en un compresor para poder ser utilizado está compuesto por varios elementos, uno es el nitrógeno en su mayoría, oxígeno y la humedad del ambiente.

 

“Al ser una mezcla de diferentes gases, el tamaño de las moléculas de cada uno es diferente, esto significa, que al estar a presión la forma en que empujan las paredes del neumático también es diferente, no es uniforme.

 

 

“Y al contener humedad, la presión en el interior de la llanta no es constante porque el calor o el frío provocan que dichas moléculas se contraigan o se expandan; todo esto con el paso del tiempo propician a que se deforme.

 

Cuando llenamos con nitrógeno, al estar en estado puro, todas sus moléculas son exactamente iguales, y la presión que ejercen contra las paredes es la misma, no hay deformación ni en la banda de rodamiento ni en las caras de la llanta; además al no tener humedad y ser un gas frío tampoco hay contracción ni expansión del gas por efecto de la variación de la temperatura”, explica Ricardo Camino.

 

Esto es una gran ventaja porque por ejemplo, si la presión al interior está calibrada en 32 libras con aire común y salimos a carretera y hace mucho calor, la lectura puede aumentar hasta 35 o más libras, y esto en un neumático en malas condiciones o que ya fue reparado puede provocar un percance.

 

12 mil kilómetros es el límite máximo para realizar la rotación de los neumáticos y cuidar así su vida útil

 

“Cuando un cliente acude con nosotros para comprar un juego de llantas nuevo le hacemos la recomendación del inflado con nitrógeno, pero insistimos, esto no quiere decir que el aire no funcione, sólo que con el nitrógeno tenemos las ventajas mencionadas.

 

“Vale la pena agregar que este gas es inflamable y contribuye a evitar la oxidación de ciertos componentes del rin, sobre todo si son de acero, conservando las propiedades y la flexibilidad del caucho de la llanta.

 

Llenar cada llanta con nitrógeno en nuestro distribuidor cuesta 50 pesos, que francamente no es caro, sobre todo por todos los beneficios que mencionamos”, concluyó.

 

 

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de atraccion360.com

Videos recomendados
Lo que pasa en la Red