El segundo híbrido más accesible llegó a nuestro país: Kia Niro

POR: Pablo Monroy el Lun, 16 de Enero de 2017, 03:06 pm
Pablo Monroy

Pablo Monroy |

Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, fotógrafo automotríz y entusiasta de las cuatro ruedas.@autosmovimiento

El despertador ladra, como todos los sábados, a las in­misericordes cinco de la mañana; habitualmente nos permitiríamos cinco minutos más de sueño, pero la impa­ciencia por ponernos al vo­lante de la primera unidad del Kia Niro que ha llegado a México, un híbrido, azul, re­cién desempacado de Hwa­sung, Corea, nos impulsó a escapar de las sábanas con entusiasmo.

 

Los primeros rayos de sol habían comenzado a despun­tar en el horizonte y, mientras nos desplazamos por las ca­lles todavía solitarias en di­rección a Puebla, mimados por el cómodo asiento del conductor, recor­damos que a finales del año pasado, el Niro se apuntó en el libro de los Récords Guin­ness, por obtener el promedio de consumo de combustible más bajo registrado por un coche híbrido: 32.7 km/l.

 

Foto: Nacho Galar

 

Decidimos averiguar si se­ríamos capaces de replicar la historia o descubrir que ésta no era más que una leyenda.

 

Antes de entrar a las sen­saciones de manejo nos de­tuvimos a reflexionar sobre su aspecto estético, pues el Niro no luce como un híbrido, no es excéntrico ni futurista, se parece más a un vehículo normal, a pesar de que nació siendo híbrido y no como una adecuación de un vehículo con motor de combustión in­terna al que le adaptaron un motor eléctrico, el único elemento que lo delata es el emblema “Eco hybrid” colocado en la parte inferior derecha de la puerta de la cajuela.

 

Foto: Pablo Monroy

 

A pesar de que es un vehí­culo que privilegia el confort y los espacios generosos en su interior al estilo de una SUV, las líneas que dan forma a su carrocería fueron esculpidas en el túnel de viento, hasta conseguir un coeficiente ae­rodinámico de 0.29, similar al de un Porsche 911, para disminuir el consumo de combustible, pues ofrece mínima resis­tencia al avance mientras se desplaza.

 

En ciudad, el rendimiento del Niro es notable. Al libe­rar el pedal del freno tras la luz roja del semáforo, el mo­tor eléctrico echa mano de 44 caballos de fuerza para poner en movimiento 1,600 kilogramos, sin que el mo­tor de combustión interna intervenga. Hay que hundir con decisión el pie en el pedal del acelerador para lograr que el propulsor a gasolina se active e incremente la fuerza de empuje hasta los 141 caballos de fuerza y echar mano de las 195 libras pie, que ofrece el conjunto híbrido.

 

Foto: Nacho Galar

 

Al momento de pisar el pe­dal de freno para detenernos, el motor a gasolina nueva­mente deja de funcionar y el sistema de recuperación de energía de los frenos, se en­carga de transformar el ca­lor que se genera a partir de la fricción en energía eléc­trica, misma que se almace­na en una batería situada en la segunda fila de asientos, para alimentar al propulsor eléctrico.

 

Con todas estas tecnolo­gías a nuestra disposición, logramos un rendimiento de combustible de 20 km/l, ex­celente cifra, pero todavía le­jos del Récord Guinness.

 

Foto: Pablo Monroy

 

Con la primera caseta de la autopista México-Puebla frente a nosotros, llegó el mo­mento de sacar al Niro de su zona de confort, con un tramo de 17 kilómetros de intensas curvas en subida que a más de un coche ha dejado sin aliento.

 

Pisamos el acelerador, y ante estas exigencias, los 105 hp del propulsor cua­tro cilindros de 1.6 litros, administrados por una transmisión automática de seis velocidades, entraron en acción.

 

Al exigirle mayor poten­cia al conjunto de motores para mantener estable la aguja del velocímetro en 120 km/h encontramos los beneficios de un motor eléc­trico que no se fatiga por la altura, eso sí sacrificando algo de rendimiento.

 

Foto: Pablo Monroy

 

De los 20 km/l que re­gistramos en ciudad, el rendimiento comenzó a des­cender rápidamente: 19, 16, 13, y se detuvo en 12 km/l.

 

¿Decepcionados? En ab­soluto, pues con un esce­nario así, 12 km/l para un vehículo con complexión de utilitario son de aplaudirse.

 

Lo mejor es que mien­tras el motor a gasolina trabaja, genera corriente eléctrica para recargar las baterías, de este modo nada se desperdicia.

 

Foto: Pablo Monroy

 

El duro tramo poco a poco se fue quedando en el espejo retrovisor e inicia­mos la etapa de descenso, momento de recargar la pila con los frenos.

 

Así que, una vez en Pue­bla, tras 144 kilómetros de recorrido, poco a poco fui­mos mejorando el rendi­miento hasta conseguir 21 kilómetros por litro.

 

Al promediar los datos obtuvimos un consumo combinado de 17.6 km/l, lo que significa que, de los 45 litros que llevábamos en el tanque, gastamos apenas con ¡apenas ocho!

 

Con la hazaña, nos habíamos aho­rrado aproximadamente 319 pesos, pues normal­mente le echamos al tanque de cual­quier otro auto 20 litros de gasolina para alcanzar a llegar.

 

Con un promedio así, es posible recorrer más de 800 kilómetros con un sólo tanque y, aun­que no logramos llegar a los 32.7 km/l del récord, queda­mos muy satisfechos con los resultados.

 

Foto: Nacho Galar

 

Aunque aún no se ha confirmado el precio para México, en Europa el Niro se ofrece por 21 mil 800 euros (459 mil 648 pesos aproximadamente), lo cual nos da una idea del precio con el que llegará a nuestro mercado.

 

En el otro lado de la mo­neda, cuando por fin deja­mos de preocuparnos por el consumo de combustible, el Niro nos permitió alcanzar velocidades cercanas a los 170 kilómetros por hora sin chistar, con un extraordina­rio desempeño y muy buen balance, uno que no se es­pera de un híbrido, el cual es capaz de conjuntar bajo un mismo techo: comodidad, desempeño y eficiencia.

 

El experto de Kia, Luis Migues García, nos explica cuáles son los atributos de este crossover

 

 

Especificaciones Kia Niro

 

Motores

 

GASOLINA: L4 1.6 litros

ELÉCTRICO: Sincrónico de imán permanente

POTENCIA HP/RPM: 146/ 5,700

TORQUE LB.-PIE/RPM: 95/1,000

TRACCIÓN: Delantera

TRANSMISIÓN: Automática 6 velocidades

 

Seguridad

 

BOLSAS DE AIRE: Frontales, laterales para conductor y pasajero y de tipo cortina para las dos filas

CINTURONES: Cinco de tres puntos

FRENOS: De disco con ABS

OTROS SISTEMAS: Control de tracción y estabilidad, asistente de frenado, control vectorial de curva, freno de arranque en pendiente.

 

Equipamiento

 

ASIENTOS: Forrados en piel calefactables con ajuste eléctrico

VOLANTE: Forrado en piel, multifunción con manos libres y control de crucero

ENTRETENIMIENTO: AM/FM, CD, MP3, USB, Bluetooth, auxiliar plug-in, pantalla multimedia, sistema de sonido de seis bocinas

MÁS EQUIPO: Seguros y cristales eléctricos, encendido sin llave, aire acondicionado de dos zonas, medidor de recuperación de energía en el tablero.

 

 

Te puede interesar...

 

Kia entra al segmento de los autos deportivos con su primer vehículo de tracción trasera

Este es el soprendente rendimiento del Toyota Prius

El Chevrolet Volt te soprenderá con su rendimiento de combustible

 

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de atraccion360.com

Videos recomendados
Lo que pasa en la Red