Esta es la historia del Jetta A3, el auto que cayó en el socavón

Se trata de un Jetta, tercera generación.
POR: Pablo Monroy el Jue, 13 de Julio de 2017, 04:03 pm
Pablo Monroy

Pablo Monroy |

Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, fotógrafo automotríz y entusiasta de las cuatro ruedas.@autosmovimiento

Hoy, dos personas perdieron la vida, debido a un socavón que se formó en un tramo de la carretera Paso Express Cuernavaca, a la altura del kilómetro 93.

 

Iban a bordo de un VW Jetta A3. Esta es su historia.

 

Se trata de un Volkswagen Jetta de tercera generación, cuyo periodo de fabricación comprendió de 1991 a 1999. Su historia se remonta a finales de la década de los ochenta, cuando los altos ejecutivos de la firma alemana se sentaron a discutir el rumbo que tomaría el modelo de cara a la nueva década..

 

Foto: Flickr

 

Dentro de los argumentos puestos sobre la mesa, debía ser un vehículo capaz de reavivar las ventas de la compañía principalmente en el mercado norteamericano.

 

El encargado de rejuvenecer al Jetta para la tercera generación fue el diseñador alemán Herbert Schafer, quien apoyado por su equipo de diseñadores, optaron por dotarlo con unas formas más redondeadas que contrastaron con la geometría cuadrada del modelo anterior.

 

Foto: Flickr

 

Además hubo mejoras en la estructura del auto para cumplir con las normas internacionales de seguridad de aquel momento. La primera vez que este nuevo Jetta fue puesto pajo la mirada del mundo fue en el Auto show de Ginebra en 1991.

 

La planta de Volkswagen de Puebla fue la encargada de producirlo para satisfacer los mercados de este lado del continente: Canadá, Estados Unidos, México y el resto de América Latina.

 

Se debut oficial en nuestro país sucedió en 1993 con dos versiones: el Jetta GL, equipado con un motor L4 1.8 litros de 90 caballos de fuerza, acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades o automática de cuatro, y el Jetta GLS, impulsado por un cuatro cilindros 2.0 litros de 115 hp con la misma oferta de transmisiones.

 

Para 1994 dos nuevas variantes se sumaron al portafolio de productos: el Jetta CL, una versión más accesible con el motor de 90 hp, y el Jetta GLS Carat, el más equipado hasta el momento: vestiduras de piel color beige, computadora de viaje, quemacocos eléctrico, vidrios y espejos exteriores eléctricos.

 

Un año más tarde la familia del Jetta dio la bienvenida a un nuevo integrante: el Jetta VR6 Carat, equipado con un motor V6 2.8 litros de aspiración natural con 174 hp, administrados por una transmisión manual de cinco velocidades o una automática de cuatro.

 

Foto: Especial

 

Entre sus mejores amenidades estaban sus asientos forrados en piel, rines BBS de 15 pulgadas, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y bolsas de aire frontales, entre otras; una joya muy buscada por los coleccionistas de autos hoy en día por sus prestaciones; en 1996 todas las versiones del Jetta recibieron un rediseño en la geometría de la parrilla y recibieron a la variante Europa.

 

Foto: Especial

 

Pero todo lo que inicia en algún momento tiene que acabar. A principios de 1999, mientras que Microsoft lanzaba la segunda edición de Windows SE y en los cines se estrenaba Matrix, la tercera generación del Jetta dejó de producirse, pues su sucesor el Jetta A4, ya había sido introducido desde noviembre de 1998.

 

 

 

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de atraccion360.com

Videos recomendados
Lo que pasa en la Red