5 razones por las que compraríamos el Ford Mustang EcoBoost

POR: Marco Robles el Jue, 18 de Mayo de 2017, 03:11 am
Marco Robles

Marco Robles | Colaborador

Periodista automotriz, amante de la pasta, el beisbol, los autos, los días fríos, el whisky y los buenos momentos

Sin duda, uno de los autos más emblemáticos en la industria automotriz es el Ford Mustang por su deportividad,; la amamos. Sin embargo, para ir más ad hoc con la tendencia de autos que contaminen menos, la firma del óvalo azul incluyó su afamado motor Ecoboost.

 

Aquí te traemos las cinco razones por las que lo compraríamos.

 

1. El nombre

 

 

La simple palabra Mustang es una evocación al muscle car más importante de la historia. Una palabra que nos remite a poder, deportividad y emociones en el camino. Además el valor de reventa y la facilidad para poder colocarlo luego de años de uso es alta; claro, siempre y cuando lo hayamos consentido y esté en buenas condiciones.

 

2. El diseño

 

 

Desde el lanzamiento de la nueva generación de este coupé, todos quedaron enamorados de sus líneas: de cómo los diseñadores de Ford pudieron reinterpretar la silueta clásica del Mustang fastback de los sesenta y traerlo a un vehículo moderno, pensado para convertirse por primera vez en un modelo de venta global.

 

El poderoso frontal, las marcadas salpicaderas, la caída del toldo que se fusiona con la pequeña cajuela y las calaveras de tres barras horizontales de LED, le dan un aspecto que atrae decenas de miradas por cada kilómetro recorrido.

 

3. Motorización

 

 

Si bien no es el primer Mustang con un motor de cuatro cilindros (las generaciones dos y tres lo tuvieron) sí es el primero que aprovecha la tecnología EcoBoost. No sólo busca con un turbocargador exprimir más caballos de fuerza del bloque, sino que también poder ofrecer un consumo de gasolina más moderado que el imponente V8.

 

Este propulsor L4 2.3 litros turbo genera 310 caballos de fuerza y 320 libras-pie de torque, que se transmiten al eje trasero mediante una transmisión automática de doble embrague de seis velocidades. Esto nos ayuda a sentir el empuje clásico de un muscle car, poderoso y sin temor a que las llantas chillen a lo que estamos acostumbrardos.

 

Quizá la única área de oportunidad de este conjunto sea el sonido del motor, que no logra transmitir sonoramente la fuerza que está entregando; aunque seguramente habrá algún kit de escape Ford Performance para ayudar con ello.

 

Durante nuestros días de prueba pudimos tener un consumo promedio de 8.6 kilómetros por litro en la Ciudad de México, con un manejo bastante normal, salvo algunos momentos donde el tráfico y el estado de pavimento nos dieron permiso de divertirnos.

 

4. Equipamiento

 

 

Si bien es el segundo escalón de la gama Mustang en México, por encima del V6, en cuanto a los detalles del interior y las amenidades abordo no le pide nada a su hermano mayor, el V8: tablero con biceles cromados, volante forrado en piel con paletas de cambios, aire acondicionado con controles digitales y de doble zona, entre otros accesorios.

 

Eso no es todo, en la parte tecnológica incorpora: computadora de viaje, una pantalla táctil multimedia de 8.0 pulgadas con SYNC 3 y conectividad Apple Car Play y Android Auto,  sistema Track Apps que nos ayuda a medir nuestros tiempos de vuelta en la pista de carreras y el medidor de fuerza G, entre otro tipo de información, así como el selector de cinco modos de manejo y tres programas de dureza de la transmisión.

 

Además, no podemos pasar por alto el sistema de sonido Premium Shaker, que incorpora nueve altavoces y un amplificador, para disfrutar de nuestra música favorita con una de las mejores calidades de audio.

 

5. Manejo

 

 

Por mucho este es el Mustang mejor balanceado de la historia. Un auto que si bien no es dócil, entonces dejaría de ser un muscle car, sí es muy preciso y ágil en el manejo en curvas. La dirección transmite con precisión lo que ocurre en el eje delantero, y el eje trasero se agarra al piso como esperamos de un deportivo.

 

La reducción del peso y los kilómetros de puesta a punto, en diferentes tipos de vía del mundo, se denotan; es un vehículo que no tiene transferencias de pesos marcadas y un buen poder de frenado.

 

Mucho de este comportamiento es apoyado por la electrónica. Específicamente por el sistema de tracción y estabilidad Advance Track: que regula la entrega del torque para evitar que podamos tener un derrape en una curva (si aceleramos de más), o que el auto se pueda colear en una maniobra de rebase o por esquivar un obstáculo. 

 

Fotos: Pablo Monroy

 

 

Te puede interesar...

 

Los 5 autos con la mejor relación precio/diversión

La curiosa historia de cuando los autos empezaron a mover los ojos

5 pistas que todo amante de la velocidad tiene que visitar

 

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de atraccion360.com

Videos recomendados
Lo que pasa en la Red