10 puntos fundamentales que debes revisar en un servicio preventivo

POR: Quaker State el Mar, 04 de Abril de 2017, 02:08 pm
Quaker State

Quaker State |

¡Somos tu Copiloto, el que siempre te acompaña y protege tu motor! Más de 86 años de liderazgo protegiendo los motores de México y el mundo.

Nuestra vida en la ciudad es ajetreada, de eso no hay duda. Reuniones, cientos de problemas a solucionar o papeles por firmar hacen que nos olvidemos de todo, incluso hasta de cuidar nuestro auto.

 

Él es tan fiel y confiable que nos sigue trasladando a cualquier lugar sin quejarse. Y por eso cada 6 meses o 5,000 kilómetros es importante realizarle un mantenimiento preventivo.

 

Pero antes de que lo lleves, aquí te desglosamos los 10 elementos que debes tomar en cuenta (si tiene más, mejor).

 

Escaneo del motor: Gracias al lector OBD en su versión más reciente, es posible “entrar en la memoria” del auto de manera fácil y saber si tiene o ha tenido alguna falla.

 

Cambio de aceite: Recuerda que es el que se encarga de lubricar el motor y recoger la suciedad que se genera en él. Por eso es recomendable cambiarlo cada cierto tiempo (aproximadamente 10 mil kilómetros).

 

Filtros: Con la suciedad del aire o de la gasolina los filtros suelen taparse y, con ello, el rendimiento del auto disminuye. Un chequeo a profundidad, e incluso el cambio, siempre es prudente. En el caso del filtro del aceite, se cambia cada vez que se reemplaza el lubricante.

 

Líquidos: Tu auto es una máquina de metal, y por tanto necesita ciertos fluidos para mantenerse trabajando a una temperatura adecuada, bajo ciertos estándares que deben privilegiar la seguridad. Entre ellos encontramos el anticongelante, el líquido de las baterías, el líquido de frenos y el del  limpiaparabrisas.

 

Aceite de la dirección hidráulica: Se encarga de mantener en buen estado el sistema que asiste el movimiento del piñón y la cremallera, que son las partes que unen la columna de la dirección con el eje.

 

Aceite de la transmisión: Para hacer los cambios, ya sea manuales o a través de una máquina, los engranajes deben estar bien lubricados.

 

Frenos: El compuesto con el que están fabricados los frenos se va desgastando en cada uso, por eso es importante revisar su estado.

 

Amortiguadores: Su función principal es la de absorber y disipar los impactos provocados por las irregularidades del suelo; sin embargo, puedes haber roto alguno y no darte cuenta, de ahí la importancia de “echarle un ojo” de vez en cuando.

 

Alineación y balanceo: Para que los neumáticos se mantengan en buenas condiciones, deberán estar alineados y balanceados, de esta forma la superficie de contacto de la llanta con el compuesto será más firme, se desgastará parejo y nos brindará mayor seguridad.

 

Sistema eléctrico: En la actualidad la mayoría de los vehículos utilizan elementos electrónicos, por lo que el buen funcionamiento de este sistema es fundamental para mantenerlos trabajando.

 

Recuerda que un fallo no sólo puede derivar en un apagón, sino en un mal funcionamiento de algún sistema de seguridad.

 

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de atraccion360.com

Videos recomendados
Lo que pasa en la Red