Habitantes del Valle de México podrían correr graves riesgos de salud por contaminación.