Autopistas de juguete: el sueño de todo niño

POR: Alfredo Guzmán el Lun, 25 de Febrero de 2013, 06:59 pm
Alfredo Guzmán

Alfredo Guzmán | Coordinador

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la Facultad de Estudios Superiores Aragón. UNAM  @FredoGuzmanColaborador de Atracción360.com

Uno de los sueños más deseados cuando éramos niños era, sin duda, correr un auto de carreras en una de las pistas más grandes y llegar a velocidades inmensas. Sin embargo, por el riesgo que representa, empresas fabricantes de juguetes buscaron cumplir este sueño y crearon las pistas de carreras en juguete, donde se puede ser el piloto más veloz de la historia.

 

Pero, ¿cuándo, cómo y quién las creó? Su historia podría remontarse desde la creación del automóvil de juguete,  cuando los niños imaginaban en la tierra, pastizales o concreto, la pista ideal para revivir la emoción, sin pensar que décadas después se convertiría en la estrella de los juguetes infantiles.

El inicio del sueño

 

Los juguetes siempre han reflejado el mundo de los adultos pero en escala pequeña, así la primera pista que se tenga conocimiento oficial de la creación de una pista surgió en 1912 por la empresa fabricante de juguetes estadunidense, Lionel Corporation, enfocada en la creación de objetos eléctricos, aunque no precisamente fabricaba autos, sino trenes guiados bajo dos rieles metalizados metidos en una ranura.

 

Ocasionalmente en años siguientes aparecieron sistemas similares, la primera pista de juguete equivalente a la moderna se dio en 1936, con autos de escala más grandes empujados por motores de dos tiempos con bujías anclados en un único riel central de una pista circular pequeña.   

La comercialización

 

Pero fue hasta los años 50, cuando la Southport Model Engineering Society de Reino Unido exhibió su primer patente, una pista de carreras eléctrica de seis carriles y unos 18 metros de circuito para modelos a escala de juguetes que usaban motores de tren eléctrico y eran guiados por rieles elevados.

 

La siguiente década, la empresa Scalextric, fabricante de modelos en miniatura de coches de tracción eléctrica dio el boom de este juguete, ya que empezaría la comercialización para niños con gusto por las carreras de autos, anunciándolas como el juego más emocionante del siglo y, curiosamente, se convirtió en el regalo ideal para pedir en día de reyes o en navidad.

 

Nunca pasa de moda

 

Curiosamente hoy en día, numerosas empresas y marcas se dedican a fabricar pistas de carreras de juguete con innumerables modelos de coches, complementos y enorme capacidad de ampliación y personalización automotriz, donde lo único dirigible es la velocidad a través de unos controles que regulan la intensidad y velocidad en la pista. Eso sí, siempre terminabas saliéndote en las curvas, pero la adrenalina es indescriptible.

Aunque cada año lo anuncien como una novedad y hayan pasado tantos años desde su invención, seguramente tus padres y tíos guardan en el armario una caja con pistas oxidadas y coches antiguos, sin embargo el juego no ha cambiado, las pistas, el motor son incluso los mismos, ya que lo realmente importante es la diversión que logran en los niños y adultos que lo han vuelto un juguete de culto.

Videos recomendados
Lo que pasa en la Red
Más de...