En la colonia Anáhuac, un grupo de asaltantes ya tiene un modus operandi para robar, perfecto. Tanto que llevan años haciendo lo mismo, mientras que en la CDMX el crimen aumenta considerablemente.