Mazda 3 2014 es amor a primera vista

POR: Cristian Moreno el Vie, 18 de Octubre de 2013, 18:00 pm
Cristian Moreno

Cristian Moreno |

Editor del suplemento de Atracción de Excélsior.

Aunque ya lo habíamos visto en varias ocasiones y lo manejamos en San Diego, California, una vez que arribó a la Ciudad de México nos honró con su visita a las instalaciones del periódico Excélsior y sí, volvió a sorprendernos. Tuvimos que frotarnos los ojos para reconocer que era un Mazda 3, cuyas líneas todavía no dejan de sorprendernos por su parecido con el buque insignia de la casa: el Mazda 6.

 

Con maestría, el vehículo más popular de la marca japonesa supo retomar la propuesta que hace dos años el concepto Takeri presentó el en Autoshow de Tokio, el cual prácticamente trazó el molde que ha dado vida a la nueva generación de vehículos de Mazda: CX5, Mazda 6 y ahora Mazda 3.

 

Tratamos de no dejarnos llevar por sus evidentes encantos y más allá de su diseño, calidad de los materiales y equipamiento quisimos comprobar qué tal se movía en las carreteras de nuestro país.

 

Acordamos que el tramo que nos tocaría manejarlo sería justo desde la salida del Autódromo Miguel E. Abed en Amozoc, Puebla y hasta la redacción de El Periódico de la Vida Nacional. Por un momento temimos que la experiencia que acabábamos de tener a bordo de los deportivos de la marca Porsche pudiera opacar a nuestra montura, sin embargo no fue así.

 

A pesar de que los 184 caballos de fuerza que desarrolla su motor 2.5 litros nada tienen que ver con los 400 que acabábamos de retar en la pista poblana, este japonés es un auto muy divertido y de manejo ágil, en gran parte por la pérdida de peso que logró con respecto a la anterior generación, que además tenía 21 caballos menos.

 

En total, luego de la dieta a la que se sometió este vehículo, fueron 100 los kilogramos que perdió con respecto a su predecesor. La principal responsable de ta efectiva dieta no fue otra que la filosofía Skyactiv, cuya finalidad no es otra que la exprimir hasta donde le sea posible la mayor cantidad de kilómetros por litro a los nuevos Mazda, y para lograrlo echa mano de distintos elementos, como la aerodinámica, la transmisión, el uso de materiales más ligeros y evidentemente la eficiencia de los nuevos motores.

 

El resultado es un auto que coquetea con un comportamiento deportivo, que al mismo tiempo contiene sus consumos de combustible hasta lograr ser de los más atractivos del segmento.

 

Luego de las largas rectas en las que disfrutamos a placer el aplomo de un chasis cuya puesta a punto presume lo mejor de la tecnología de la marca del zoom zoom, llegaron las primeras curvas en subida.

 

Nos sorprendió que sin poseer un motor turbocargado, la respuesta de las 185 libras pie de torque alcanzara hasta para rebasar a un entusiasta, que a bordo de un auto de confección alemana y con motor sobrealimentado quiso dar cuenta de nosotros sin lograrlo.

 

A pesar de hundir el pie en el acelerador tanto como pudimos descubriendo algunas de las cualidades más atractivas de este vehículo, el Mazda 3 respetó, hasta donde le fue posible, los 17.5 kilómetros por litro que la marca presume en la ficha técnica.

 

Así pues, en ese momento también pudimos poner a prueba la suspensión y dirección que, dicho sea de paso, no pone en riesgo el comportamiento deportivo del auto, a pesar de ser confortable.

 

Como todo auto global, la seguridad no está comprometida y ofrece seis bolsas de aire, mismas que están acompañadas por asistencias electrónicas que nos hicieron sentir verdaderos pilotos de carreras, en parte gracias al control dinámico de estabilidad (DSC) y al control de tracción (TCS) que nos ayudaron a salir bien librados de un par de maniobras.

 

 

Equipado hasta los dientes

 

La pantalla táctil de siete pulgadas es el complemento perfecto para la interfaz que nos permite manipular a placer las funciones del nuevo sistema de infoentretenimiento: Mazda Connect que nos permite vincular reproductores de música y la agenda telefónica al auto, controlándolas desde una parrilla ubicada en la consola central, tal como ocurre en los autos de marcas premium como BMW, Audi y Mercedes-Benz.

 

El toque deportivo de los pedales, las aplicaciones metálicas y los diales del tablero se combinan a la perfección con un head up display que además de ser un atractivo visual te permite mantener la vista en el camino, en todo momento.

 

Por el momento éste sigue siendo un auto japonés, que llegará a las agencias de nuestro país apenas listas para convertirse en regalos de Navidad. Sin embargo, se espera que para abril las primeras unidades hechas en Salamanca, Guanajuato, salgan de la línea de producción, y será hasta entonces cuando la marca comience a ofrecer versiones impulsadas por el motor 2.0 litros, que por su relación costo-beneficio definitivamente serán de las más atractivas del mercado.

 

 

Especificaciones del Mazda 3:

 

Motor: L4 2.5L

Potencia hp/rpm: 184/5,700

Torque lb.-pie/rpm: 185/3,250

Transmisión: Automática 6 velocidades

Tracción: Delantera

 

Equipo

Asientos: Forrados en piel con ajuste eléctrico

Volante: Multifunción, forrado en piel, con controles de audio, crucero y manos libres, y paletas de cambios

Entretenimiento: AM/FM, CD, MP3, USB, auxiliar plug-in, Bluetooth, pantalla a color

 

Seguridad

Bolsas de aire: Frontales y laterales para conductor y pasajero, de cortina para las dos filas

Cinturones: Cinco de tres puntos

Frenos: De disco con ABS

Otros sistemas: Control de tracción y estabilidad, y monitoreo de punto ciego

 

Precio: 292,900 pesos es el precio de la versión S con motor 2.5 litros.

#AG

 

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de...